Los mejores productos al mejor precio

¿Conocés una bebida más energética, versátil y deliciosa que las demás?

Una infusión con un 90% más de antioxidantes que el té verde, que mejora la función cardiovascular y mejora las defensas del cuerpo, que también aumenta los niveles de energía y mejora la concentración sin causar dolores de cabeza y nervios…. 

Les presento la yerba mate argentina: 

Una bebida tradicional y natural que rescata el espíritu de la selva paranaense preparada a base de la infusión de las hojas de la planta de yerba mate ilex paraguarienses. Esta infusión balanceada sin grasas, baja en calorías y sodio contiene valiosos micronutrientes como magnesio y vitaminas b1 y b6, además, la yerba mate contiene varios compuestos bioactivos; gracias a ellos la infusión tiene numerosas propiedades terapéuticas científicamente comprobadas.

Entre las que se destacan su poder antioxidante, de prevención del cáncer, diabetes y de disminución del colesterol y presión contribuyendo a la salud cardiovascular.  

La yerba mate tiene siglos de historia, por ejemplo, podemos contarles a nuestros hijos que existían un mundo sin teléfonos móviles, así como nuestros abuelos nos contaron cuando no había televisión. Si seguimos viajando al pasado y antes de que los europeos llegaran américa descubriríamos que la yerba mate ya era la bebida de los antiguos guaraníes, a la que denominaban como el regalo de los dioses.  

Esa herencia espiritual perdura, porque mate significa amistad, compartir y conectarse con uno mismo y con otros.  

Claro que muchas bebidas populares son versátiles, sin embargo, en este sentido la yerba mate se destaca, ya que se puede preparar como una infusión tradicional colocando las hojas molidas en colador o infusor y también con cafetera o en saquitos.

 

¿Por qué no agregar canela, clavo de olor, coco rallado, leche o azúcar?  

Y se hace calor queda genial preparada como té helado con limón. De sobra está claro la experiencia suprema es beberlo al estilo tradicional: con un mate y bombilla por supuesto 

El mate no es una bebida. Bueno, sí. Es un líquido y entra por la boca. Pero no es una bebida. En este país nadie toma mate porque tenga sed. Es más bien una costumbre, como rascarse. El mate es exactamente lo contrario que la televisión. Te hace conversar si estás con alguien, y te hace pensar cuando estás sola. Cuando llega alguien a tu casa la primera frase es “hola” y la segunda “¿unos mates?”. 

Esto pasa en todas las casas. En la de los ricos y en la de los pobres. Pasa entre mujeres charlatanas y chismosas, y pasa entre hombres serios o inmaduros. Pasa entre los viejos de un geriátrico y entre los adolescentes mientras estudian. Es lo único que comparten los padres y los hijos sin discutir ni echarse en cara. Peronistas y radicales ceban mate sin preguntar. En verano y en invierno. Es lo único en lo que nos parecemos las víctimas y los verdugos. Los buenos y los malos. 

Cuando tenés un hijo, le empezás a dar mate cuando te pide. Se lo das tibiecito, con mucha azúcar, y se sienten grandes. Sentís un orgullo enorme cuando un esquenuncito de tu sangre empieza a chupar mate. Se te sale el corazón del cuerpo. Después ellos, con los años, elegirán si tomarlo amargo, dulce, muy caliente, tereré, con cáscara de naranja, con yuyos, con un chorrito de limón. 

Cuando conocés a alguien por primera vez, te tomás unos mates. La gente pregunta, cuando no hay confianza: ¿Dulce o amargo? El otro responde: -Como tomes vos. Los teclados de Argentina tienen las letras llenas de yerba. La yerba es lo único que hay siempre, en todas las casas. Siempre.

Con inflación, con hambre, con militares, con democracia, con cualquiera de nuestras pestes y maldiciones eternas. Y si un día no hay yerba, un vecino tiene y te da. La yerba no se le niega a nadie. 

Éste es el único país del mundo en donde la decisión de dejar de ser un chico y empezar a ser un hombre ocurre un día en particular. Nada de pantalones largos, circuncisión, universidad o vivir lejos de los padres. Acá empezamos a ser grandes el día que tenemos la necesidad de tomar por primera vez unos mates, solos. No es casualidad. No es porque sí. El día que un chico pone la pava al fuego y toma su primer mate sin que haya nadie en casa, en ese minuto, es porque ha descubierto que tiene alma.

O está muerto de miedo, o está muerto de amor, o algo: pero no es un día cualquiera. Ninguno de nosotros nos acordamos del día en que tomamos por primera vez un mate solos. Pero debe haber sido un día importante para cada uno. Por adentro hay revoluciones. El sencillo mate es nada más y nada menos que una demostración de valores… 

Es la solidaridad de bancar esos mates lavados porque la charla es buena, la charla, no el mate. Es el respeto por los tiempos para hablar y escuchar, vos hablás mientras el otro toma y viceversa. Es la sinceridad para decir: basta, cambiá la yerba! Es el compañerismo hecho momento. Es la sensibilidad al agua hirviendo. Es el cariño para preguntar, estúpidamente, está caliente, ¿no? Es la modestia de quien ceba el mejor mate.

Es la generosidad de dar hasta el final. Es la hospitalidad de la invitación. Es la justicia de uno por uno. Es la obligación de decir “gracias”, al menos una vez al día. Es la actitud ética, franca y leal de encontrarse sin mayores pretensiones que compartir. Ahora vos sabés, un mate no es sólo un mate…  

¿¿Calentás el agua?? 

MATE:

                                                                                  

 

 

 

 

https://www.amazon.es/gp/product/B004HVKHV0/ref=as_li_tl?ie=UTF8&tag=matumati-21&camp=3638&creative=24630&linkCode=as2&creativeASIN=B004HVKHV0&linkId=98c8dbafe94759ab6a0ad3d0da30a16e
https://www.amazon.es/gp/product/B07M59J9HS/ref=as_li_tl?ie=UTF8&tag=matumati-21&camp=3638&creative=24630&linkCode=as2&creativeASIN=B07M59J9HS&linkId=e80f39ea245940a904e56967aaf6b189
https://www.amazon.es/gp/product/B06XKQ5BB6/ref=as_li_tl?ie=UTF8&tag=matumati-21&camp=3638&creative=24630&linkCode=as2&creativeASIN=B06XKQ5BB6&linkId=9a7ed24fa5bae064e8df738176959179
https://www.amazon.es/gp/product/B01BGQMPUO/ref=as_li_tl?ie=UTF8&tag=matumati-21&camp=3638&creative=24630&linkCode=as2&creativeASIN=B01BGQMPUO&linkId=1021cdd2865a124a87be24704dc8a54b
 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *